David Diaz 800x400

Magtel se autodefine como una compañía de base tecnológica que aplica las soluciones más innovadoras en el diseño, la construcción y el mantenimiento de proyectos e infraestructuras en los distintos sectores en los que opera.

Desde su creación en 1990, Magtel siempre ha tenido detrás de cada proyecto a un gran equipo humano, el verdadero responsable de los logros de la compañía. Y dentro de este equipo humano se encuentra David Díaz Pulido, Director del Área de I+D+i.

Desde su despacho ubicado en las oficinas de Magtel en Córdoba, David recuerda sus inicios en Magtel, donde comenzó a trabajar en el área de Recursos Humanos y Formación. Ahora, 10 años después, David dirige a un equipo de 29 personas que componen las diferentes áreas en las que se divide el Departamento de I+D+i: Energía y medioambiente; TIC, Turismo y Ocio; Construcción Sostenible, Transporte y Defensa; y Salud y Bienestar.

David-DiazEn este tiempo, Magtel ha ido evolucionando al mismo paso que lo han hecho los avances tecnológicos. Y a este mismo ritmo lo ha hecho el Departamento de I+D+i. De esta manera, y gracias al compromiso constante con la innovación, hoy Magtel es un referente científico-tecnológico en los diferentes sectores en los que opera. La apuesta por la investigación, así como el compromiso y el trabajo en equipo de todos los que conforman la compañía, han permitido que la empresa se sitúe a la vanguardia del conocimiento en el ámbito de la energía, las telecomunicaciones y el medio ambiente.

En este contexto, la misión del Departamento de I+D+i es desarrollar soluciones tecnológicas innovadoras a través de la continua inversión en investigación y desarrollo de iniciativas que aporten procesos de producción más eficientes, diversificación de materias primas y fabricación de nuevos productos y/o servicios, entre otros.

Entre la multitud de tareas de David como Responsable del Departamento, destacar su función como encargado de supervisar y dirigir el trabajo de todo el equipo, así como asegurar que todas las personas que están bajo su responsabilidad cumplan con los requisitos de calidad que se exigen en cada uno de los proyectos y trabajos desarrollados por la compañía.

Magtel mantiene un compromiso constante con el desarrollo de proyectos de innovación, aportando a los clientes procesos más eficientes y una cartera de servicios adaptada continuamente a las nuevas necesidades del mercado. El objetivo, ofrecer un valor añadido a sus clientes a través de dos vías de investigación: la optimización de procesos y el desarrollo de nuevos productos y servicios.

Por ello, para David Díaz, una de las labores principales del Departamento de I+D+i es realizar una gestión eficaz de la investigación, del desarrollo industrial y de la innovación tecnológica con los que lograr atraer, siempre mediante el crecimiento sostenido y una constante inversión en innovación, el interés y el respeto de la comunidad científica y financiera.

Son muchos los valores que identifican a este Departamento, pero, “si tuviera que escoger, me quedo con el trabajo en equipo y el compañerismo”, dos principios que David califica como fundamentales.

El trabajo en equipo es esencial para llevar a cabo proyectos de esta envergadura. Las personas no pueden dividirse en dos para hacer miles de cosas a la vez, “por lo que es imprescindible apoyarnos en los compañeros para conseguir nuestros objetivos”.

Por esto mismo, el compañerismo es tan necesario. Son muchas las horas de trabajo invertidas para sacar adelante un proyecto, por eso, un buen ambiente de trabajo y una buena relación con los compañeros de mesa es primordial.

EquipoIDIComo ejemplo del trabajo bien hecho, Díaz explica uno de los últimos proyectos que ha llevado a cabo junto a su equipo: Lynx, una iniciativa con la que ayudar a proteger el lince ibérico.

“Son muchos los proyectos que hemos llevado a cabo y es muy difícil escoger uno. Por poner un ejemplo, uno que, personalmente, me ha resultado muy bonito ha sido la implantación de técnicas de visión artificial para la identificación, reconocimiento y seguimiento del lince ibérico en el corredor verde del Guadiamar”.

El objetivo de este proyecto es el seguimiento de especies protegidas en entornos de especial interés medioambiental a través de la aplicación de tecnologías que no interfieran en la actividad natural de la fauna. Así, este proyecto propone el desarrollo tecnológico de un sistema de detección, identificación y seguimiento de ejemplares de lince ibérico totalmente automatizado mediante algoritmos basado en visión artificial y capaz de enviar la información recabada a un centro remoto de procesado.

En otras palabras, una nueva cámara de fototrampeo equipada con un sensor reconoce el conjunto de patrones visuales de un lince. Después, la cámara envía automáticamente la información al Centro Remoto de Control y Análisis donde, a partir de la comparación de patrones en el pelaje, se identifica el espécimen concreto de lince.

Para llevar a cabo esta iniciativa, Magtel ha contado con el apoyo de la oficina del proyecto LIFE+IBERLINCE de recuperación de la distribución histórica del Lince Ibérico en España y Portugal. Esta organización contribuye con el asesoramiento de biólogos expertos en la identificación visual del lince ibérico. Además, proporciona un catálogo de imágenes de linces ibéricos, tanto en libertad cono en cautividad, para la correcta implementación del sistema de Visión Artificial.

Pero, además de Linx, es importante destacar la capacidad de innovación y ampliación de mercados de la compañía. De hecho, David Díaz adelanta en exclusiva nuevos proyectos en los que el área de I+D+i está trabajando, como Theraboth, una terapia de mantenimiento asistida por robot para pacientes con lesiones medulares y accidentes cerebrovasculares; o Augmented Factory 4.0, un sistema ciberfísico de realidad aumentada.

A pesar de los avances que proporcionan proyectos como estos, el desafío por excelencia siempre es la financiación. “Nuestro trabajo requiere de mucha investigación, algo que necesita una gran inversión inicial y que reporta beneficios a un largo plazo”. Sin embargo, fruto de su compromiso con la innovación como un motor de cambio, Magtel ya ha invertido más de seis millones de euros en I+D+i.

Finalmente, David envía un mensaje a todo su equipo para felicitar a todos los compañeros por los proyectos conseguidos y el trabajo bien hecho. “A mi equipo le pediría que no se rinda. Ya hemos conseguido proyectos muy interesantes y podemos seguir innovando. Les animaría a seguir trabajando como lo han hecho hasta ahora, con las mismas fuerzas y la misma ilusión”.

CategoríaNoticias
© 2016 Magtel. Todos los derechos reservados.