Está técnica permite renovar y mejorar las redes de conducción de agua evitando romper el pavimento y con un considerable ahorro de tiempo, dinero y molestias 

Más de 80 profesionales de las principales empresas de gestión del agua de Andalucía se han dado cita en la Jornada Técnica ‘RehabNoDig’ celebrada hoy en Córdoba. En ella se han analizado las principales novedades en la rehabilitación de tuberías de saneamiento y abastecimiento sin necesidad de abrir zanjas.

La tecnología No-Dig (sin zanja) permite renovar y mejorar las redes de conducción de agua a través de la rehabilitación de tuberías defectuosas o deterioradas ya instaladas. Para ello se despliega a través de las acometidas una manga textil que posteriormente tras un proceso de curado ultravioleta se convertirá en la nueva tubería.

Las principales ventajas de esta tecnología con respecto a las empleadas tradicionalmente son la eliminación de las molestias derivadas de abrir una zanja. Con su aplicación se evitan la rotura y sustitución del pavimento, los cortes de tráfico o los ruidos de la obra. Igualmente, reduce los plazos de ejecución de los proyectos y reduce su impacto medioambiental.

La tubería resultante destaca además porque mejora la capacidad estructural de la anterior y gana en durabilidad, ya que los materiales con los que se fabrica tienen una vida útil superior a los 50 años.

20170222 Jornada RehabNoDig Magtel 2 web

Rehabilitación de una tubería en vivo

Durante la Jornada el equipo de Magtel especializado en tecnología No-Dig ha realizado en las instalaciones anexas a la sala de conferencias el proceso de rehabilitación de una tubería. Los trabajos se han podido seguir a través de un sistema de cámaras que ha retransmitido en directo las distintas fases.

Isidro López Magdaleno, vicepresidente de Magtel, ha destacado que “la incorporación de este servicio supone una apuesta por la innovación tecnológica de nuestra compañía que ha incorporado un avanzado sistema de robots para dar respuesta a las necesidades del sector”. Es además, según López Magdaleno, “un paso importante en la mejora de las redes de conducción de agua ya que permite contar con una tubería completamente nueva a través de un proceso eficaz, uniforme y seguro”. 

El encuentro ha contado con la participación de profesionales venidos desde Alemania y distintos puntos de Andalucía. Empresas proveedoras líderes en su sector como Saertex, Prokasro o Amex han explicado las características y procesos que se deben cumplir para aplicar esta tecnología y los equipos actualmente disponibles.

Proceso de rehabilitación

La rehabilitación No-Dig de tuberías con curado ultravioleta es un proceso que requiere del cumplimiento escrupuloso de una serie de protocolos. En primer lugar se realiza el diagnóstico inicial del estado de la tubería y el diseño de la manga adecuada para la tubería objeto de rehabilitación es necesario localizar las acometidas. Posteriormente, se procede a la eliminación de raíces e incrustaciones a través de un robot fresador y a la limpieza de la tubería.

Terminada esta fase, comienza el proceso de instalación de la manga y de curado ultravioleta. Primero se introduce la manga en el interior de la tubería hasta que quede correctamente desplegada. Posteriormente, se cierran las acometidas con un empacador y se procede al inflado de la manga aplicándole presión para comprimirla contra la tubería existente.

Con la manga ya inflada, se despliega el tren de curado y comienza el proceso de curación. A través de un tren de ruedas y un sistema de lámparas adaptado al diámetro y longitud de las tuberías el tren se va desplazando por la tubería y curándola a una velocidad aproximada de 1 metro/minuto. Cuando alcanza el final de la tubería las lámparas comienzan a apagarse en orden inverso a como se fueron encendiendo y finaliza el proceso de curado. Llega entonces el momento de reabrir las acometidas y retirar los equipos quedando la tubería lista para someterse a su análisis final y puesta en funcionamiento.

© 2016 Magtel. Todos los derechos reservados.