Este proyecto trabaja en el diseño y desarrollo de un material que pueda ser empleado en la construcción y disponga de capacidad para soportar los efectos agresivos causados por el ataque de agentes químicos.

La adición de grafeno en mayor medida, y de otros aditivos, producen mejoras al hormigón como el incremento de la resistencia del material a la flexión y compresión, así como la disminución de la estructura porosa. De esta forma se logra mejorar el grado de hidratación del cemento y se aumenta la densidad del mismo. El cemento que se obtiene es mucho más impermeable y más duradero, mejorando así todas sus propiedades.

El proyecto “Hormigón con adición de grafeno para el diseño de elementos estructurales de contención de residuos mineros”,  ha sido cofinanciado por el Ministerio de Economía y Competitividad, a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), con número de expediente EXP00089879/IDI-20160404.También se ha contado con un incentivo de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) con número de expediente 16/881.