Acuerdo UCO CR Margen Derecha Bembézar, Magtel

Magtel, la Comunidad de Regantes de la Margen Derecha del Bembézar y la Universidad de Córdoba participan en esta experiencia pionera que se podría aplicar en 12.000 hectáreas de regadío ubicadas en las provincias de Córdoba y Sevilla

Magtel, la Comunidad de Regantes de la Margen Derecha del Bembézar y la Universidad de Córdoba han firmado un acuerdo para desarrollar el proyecto ‘DIP-A’ (Desarrollo de un sistema integral de bombeo para cultivos alimentados con energía fotovoltaica). Mediante esta iniciativa se pretende reducir la dependencia energética convencional y sustituirla de forma parcial por sistemas fotovoltaicos. Por tanto, el objetivo es mejorar la eficiencia energética de estas explotaciones y propiciar un notable ahorro que, según las estimaciones iniciales, podría alcanzar entre el 15 y el 20%.

El proyecto ‘DIP-A’ supone un importante impulso a la investigación en gestión del agua y empleo de energías renovables ya que combina los sistemas de bombeo actual alimentado por energía convencional con el nuevo sistema que se alimenta a través de la energía generada por una planta fotovoltaica. Ambos sistemas coexistirán, adaptándose a la demanda de energía y priorizando el sistema de bombeo fotovoltaico lo que permitirá una reducción considerable del consumo eléctrico convencional y, por tanto, de la factura de la Comunidad de Regantes.

Esta iniciativa va a permitir mejorar la competitividad de las explotaciones agrícolas y la instalación de nuevos cultivos más productivos, además de reducir la emisión de gases efecto invernadero y otras emisiones derivadas de la actividad agrícola tradicional promoviendo una agricultura más sostenible. En concreto, la Comunidad de Regantes de la Margen Derecha del Bembézar abarca una superficie de 12.000 hectáreas de cultivo ubicadas en la provincia de Córdoba y Sevilla.

A la presentación del proyecto han asistido Ernesto Segurado, director de la División de Infraestructuras de Magtel, José Fernández de Heredia, presidente de la Comunidad de Regantes de la Margen Derecha del Bembézar, Emilio Camacho, director del Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba (UCO) y Francisco Zurera, delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Córdoba.

Constitución del Grupo Operativo

Según establece el acuerdo firmado, las tres entidades conformarán a partir de ahora el  Grupo Operativo ‘Waterop: optimización del agua y de la energía en el sector agrario’ para el desarrollo de este proyecto que cuenta con un presupuesto global superior a los 500.000 euros. Las funciones de cada miembro quedan también delimitadas con esta firma.

Así, los trabajos de investigación y aplicación del proyecto se realizarán en las instalaciones de la Comunidad de Regantes de la Margen Derecha del Bembézar que además ostentará la representación del Grupo Operativo. El presidente de la Comunidad, José Fernández de Heredia, ha resaltado la importancia del acuerdo ya que “pese a los esfuerzos de modernización y eficiencia los costes eléctricos suponen un 40% del total que cada comunero abona a la Comunidad anualmente”. Por ello, “buscamos formas de reducir costes que puedan derivar en una mejora de la competitividad y la realización de nuevas inversiones de mejora”.

Magtel, por su parte, será la encargada de la coordinación técnica y el diseño del proyecto. Para ello, la compañía trabajará en el desarrollo del nuevo modelo de bombeo y del software que regulará la compatibilidad y alternancia entre los dos sistemas. Ernesto Segurado ha destacado el “importante componente tecnológico e innovador que aplica este proyecto” y la “apuesta por la mano de obra del entorno para mejorar la competitividad de los productos de los agricultores”. Además de ayudar a reducir costes, este proyecto supondrá un avance en la generación de sinergias entre el sector de la investigación y el sector agrario.

La tercera entidad firmante es la Universidad de Córdoba que realizará el papel de agente divulgador,realizando las tareas de diseño y coordinación de la divulgación de las actuaciones y resultados de este proyecto. Asimismo, la Universidad de Córdoba será la encargada de establecer la adecuada sincronización entre la gestión hidráulica de la red de riego y la disponibilidad de energía fotovoltaica. Emilio Camacho, director del Departamento de Agronomía, ha expresado su satisfacción por participar en este proyecto y poner al servicio de los agricultores andaluces la experiencia de la Universidad.

Apoyo de la Junta de Andalucía 

            Tras la constitución de este equipo de trabajo, el proyecto quiere implicar a la Junta de Andalucía a través de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Para ello, ‘DIP-A’ será presentado al Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020 dentro de la línea de Ayudas al funcionamiento de los grupos operativos de la Asociación Europea de Innovación (AEI) en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas.  Esta línea promueve la realización de proyectos piloto y el desarrollo de nuevos productos, prácticas, procesos y tecnologías en los sectores agrícola, alimentario y forestal.

            Durante la presentación, el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Zurera, ha señalado que comparten “el objetivo del proyecto: la optimización de recursos hídricos y energéticos de la agricultura de la provincia.” Se trata, según Zurera, de una iniciativa que “mira al futuro, que apuesta por sostenibilidad fomentando el bombeo de riego a la demanda, con el consiguiente ahorro de agua, y la utilización de energías renovables. Por tanto, Deseamos que esta experiencia en cítricos tenga éxito y que pronto pueda extenderse a otros cultivos de la provincia”.

 

© 2016 Magtel. Todos los derechos reservados.